LAS MUJERES Y LA ENFERMEDAD DE LAS ENCÍAS.
NECESIDADES DE SALUD ORAL ÚNICAS
 
Introducción
Pubertad
Menstruación.
Embarazo

 
Introducción ARRIBA
Usted, como mujer, debe saber que sus necesidades de salud oral son únicas. Sabe que el aseo diario, así como las visitas regulares al médico y al dentista son importantes para ayudarle a mantenerse en forma. También sabe que hay tiempos especiales en su vida, en los que requiere un cuidado extra de sí misma. Tiempos en los que madura y cambia, por ejemplo, la pubertad o la menopausia, y otros periodos cuando usted tiene requerimientos especiales de salud, como son la menstruación o el embarazo. Las necesidades de salud oral cambian también según la etapa de la vida
 
Pubertad ARRIBA
Durante la pubertad, se incrementa el nivel de las hormonas sexuales, como la progesterona, y posiblemente es el incremento de estrógenos en la sangre de la joven mujer, lo que causa una mayor circulación hacia las encías. Esto da como resultado que esta parte de la boca se torne más sensible de lo normal, lo que conllevará a una mayor susceptibilidad o reacción a cualquier irritación, incluyendo las partículas de alimento, placa bacteriana y cálculos.

Las encías reaccionan a irritantes locales, inflamándose. Como la causa de esta inflamación se debe a irritantes locales, éstos deben ser eliminados mediante un tratamiento profesional. Después de esto, el cuidado en casa, que incluya el cepillado y limpieza con hilo dental, es necesario. Si estos síntomas se complican hacia una enfermedad y ésta no es tratada, el hueso y los tejidos que circundan los dientes pueden resultar dañados. Conforme avanza la pubertad, disminuye la tendencia de inflamación en las encías y la sensibilidad a los irritantes. Sin embargo, es importante no olvidar que el cepillado y la limpieza con hilo dental diarios, así como la atención de un profesional, son necesarios.

 
Menstruación ARRIBA
La gingivitis (enrojecimiento, sensibilidad y sangrado de las encías) puede ser más frecuente durante la menstruación. Otra vez, esto se debe a un incremento en la cantidad de progesterona en el organismo antes de que el periodo menstrual inicie, acompañado por la acumulación de placa bacteriana.
 
Ocasionalmente, algunas mujeres experimentan sangrados en la boca tres o cuatro días antes de su periodo menstrual. Existen otros casos muy raros de mujeres que presentan gingivitis durante la menstruación, sangrados en la lengua y en la cara interna de las mejillas.
 
La gingivitis en este caso ocurre usualmente antes del periodo, y desaparece en cuanto el flujo menstrual se inicia. Como siempre, una buena higiene oral es importante para mantener la salud bucal, especialmente durante estas fluctuaciones hormonales.
 
Embarazo ARRIBA
Hay un viejo refrán que dice "cada hijo cuesta un diente". Mientras que esto parece un lejano fetiche, en la actualidad, con mucha frecuencia, es un hecho. Los dientes y encías se ven afectados por el embarazo, así como otros tejidos del cuerpo. La mayoría de las mujeres experimentan incremento en los síntomas de gingivitis desde el segundo y tercer mes del periodo de gestación, los que continúan hasta el séptimo u octavo, empezando a decrecer en el noveno mes. Esta condición, llamada gingivitis del embarazo, es marcada por un incremento en la cantidad de inflamación, sangrado y enrojecimiento en el tejido de las encías, en respuesta a una pequeña cantidad de placa o cálculos. Esto es causado, nuevamente, por el incremento de la progesterona en el organismo.

Si las encías tienen una buena salud antes del embarazo, el riesgo de que se presenten estos problemas es menor.

La gingivitis del embarazo afecta generalmente áreas previamente inflamadas y a tejidos ya enfermos de las encías. Si usted experimenta alguna inflamación y sangrado en las encías antes del embarazo, debe estar prevenida, pues el riesgo de padecer esta clase de gingivitis aumentará durante el periodo de gestación.

Como cualquier otro tipo de gingivitis, la del embarazo, si no se trata, puede dañar las encías y llevar a la pérdida de dientes.

Como durante este periodo habrá un gran incremento del estrógeno y progesterona en el organismo, se pueden experimentar problemas gingivales más agudos o complicados. Debido a que por el incremento de estrógenos hay mayor sensibilidad en las encías, éstas pueden reaccionar fuertemente a cualquier irritante local presente.

Con el objeto de reducir los problemas gingivales, es importante buscar la atención profesional para una limpieza oral profunda, así como mantener una limpieza bucal cuidadosa en casa.

En esta etapa, más que nunca, es necesario visitar regularmente al dentista, para chequeos periodontales. Si usted está embarazada, no lo deje pasar. De hecho, será muy provechoso realizar limpiezas durante el segundo trimestre del embarazo y al principio del tercero. Recuerde que si presenta sangrado o sensibilidad durante el embarazo, debe acudir al dentista lo más pronto posible.

Ocasionalmente, la inflamación de los tejidos de la encía formarán una gran bulto. Estos crecimientos llamados tumores del embarazo, aparecen generalmente hacia el tercer mes, aunque pueden ocurrir en cualquier etapa del embarazo.

Un tumor del embarazo, es una gran inflamación del tejido de la encía. No es canceroso en ningún sentido. Es una respuesta inflamatoria extrema a cualquier irritante local presente, incluyendo partículas de alimentos, cálculos, o placa bacteriana.

Un tumor del embarazo aparece como una bola en la encía, con muchos puntitos rojos sobre él. El tumor usualmente no duele, sin embargo puede provocar molestias si interfiere con la mordida.